Curso de Instructores del Método Billings

Nuestro Programa




El Programa de adopción espiritual fue lanzado a mediados del siglo XX en Estados Unidos por Mons. Fulton Sheen, quien, viendo la cantidad espeluznante de abortos realizados anualmente, y que esos niños no tenían ni nombre ni tumba, propuso que las personas cristianas se hicieran cargo de esas almas y rezaran por ellas adoptándolas espiritualmente.

Los participantes del "PROGRAMA DE ADOPCIÓN ESPIRITUAL DE UN NIÑO POR NACER EN PELIGRO DE SER ABORTADO" se comprometen a orar diariamente, durante 9 meses, por un bebé a quien le han puesto un nombre, esta brevísima oración (o cualquier otra que su devoción le indique):

Jesús, María y José ,
les ruego que salven la vida de ...................
(nombre del bebé)
que he adoptado,
y está en peligro de ser abortado

La idea de otorgarle un nombre (como es de notar, la oración propuesta no dice "rezo por un niño", o "una niña", o "por todos los niños"; dice expresamente el nombre elegido para esa persona) permite tomar conciencia de que es una persona real, lo mismo que un niño ya nacido; no es un N.N. ;no son todos los niños anónimos del mundo: es alguien único, irrepetible, singular, amado por Dios, que tiene un Ángel Custodio.

En esta vida no conoceremos jamás a ese hijo espiritual. Tendremos que esperar encontrarnos en el cielo y allí seguramente nos reconoceremos.

La fecha de adopción será el día en que uno comience a rezar por ese niño. Al cabo de nueve meses de oración diaria (una jaculatoria basta; puede ser la propuesta, puede ser cualquier oración que uno desee, a condición decir el nombre por las razones mencionadas antes), y con la esperanza de que la madre biológica no lo haya abortado, podemos, si lo deseamos, adoptar otro niño.


Cada comunidad puede implementar este programa según sus características y necesidades. En algunas comunidades se utiliza el recurso pedagógico de exhibir en algún lugar preferencial, láminas que describen el desarrollo del embrión, mes a mes, para que los jóvenes observen cómo va creciendo ese niño que han adoptado. Así se logra restaurar en las mentes y en los corazones de las personas que las ven, la humanidad del niño dentro del vientre de su madre.
También es interesante difundir la devoción a la Virgen de Guadalupe, Patrona de los niños por nacer (puesto que esta imagen es el icono misterioso de la Virgen encinta).
Otro recurso pedagógico consiste en organizar en el colegio o la catequesis, durante este periodo (9 meses),concursos de dibujos o composiciones sobre el valor de la vida, o realizar manualidades- ropa, calcetines, escarpines, mitones, colchitas, etc.- para mantener la motivación y contar al final del programa con donaciones para mamás que los necesiten.

Algunas personas nos han escrito para inscribirse en nuestro instituto; otras para anunciarnos que implementarán el programa en su parroquia. Sí nos gustaría saber los resultados obtenidos e intercambiar experiencias.

Si decide concretar la adopción espiritual con nosotros, sólo indíquenos:

Nombre y Apellido
Edad
(optativo para estadística)
Ciudad y País de residencia (optativo para estadística)
e-mail
Nombre elegido para el el niño o niña
Fecha en que desea iniciar la adopción
¿Cómo se enteró del programa?
¿Acepta que SU NOMBRE-SU APELLIDO-SU LUGAR DE RESIDENCIA-(tachar lo que no corresponde) aparezca en nuestro blog www.adopcionesespirituales.blogspot.com en el listado de Padres Adoptivos?

Entonces le enviaremos en archivo adjunto un certificado de Compromiso de Adopción para que tenga de recuerdo.

1 comentario:

María Florencia dijo...

Gracias Fabi por propiciar aún más la oración y el Amor a Dios,amando y orando por el prójimo aún antes de nacer!!!!
En cuanto a los artículos que muestra este blog son fantásticos. Es hermoso poder tener al alcance testimonios de vida en el amor a Cristo: "No hay amor más grande que dar la vida por los demás"
Enriquece espiritualmente, no solo personalmente sino como familia... simplemente...Gracias!
Florencia